¿Qué es el Shiatsu Zen?

El Shiatsu, del japonés Shi (dedo) y atsu (presión), es una terapia manual originaria de Japón pero que tiene sus raíces en la Medicina Tradicional China (MTC).Su objetivo es mejorar la salud estimulando la capacidad de autocuración, que posee nuestro organismo de forma innata y natural, a través del contacto. Para este fin se utilizan diferentes técnicas de presión con los dedos, manos y codos, técnicas de estiramientos y rotaciones que liberan las articulaciones y músculos de tensión haciéndolos más flexibles y movibles. Mediante un tratamiento global y una profunda relajación se liberan las tensiones tanto en la superficie corporal como en su interior mejorando el funcionamiento del organismo y aumentando la vitalidad.
El Shiatsu se difundió en Europa a través de dos estilos principales, el del maestro Tokujiro Namikoshi y el del maestro Shizuto Masunaga.
Shiatsu Zen corresponde al trabajo de Shizuto Masunaga que desarrolló un shiatsu más global, con una interacción directa entre el aspecto físico, mental y emocional.

02shiatsu-foto
Objetivos

•    Conservar y mejorar la salud
•    Eliminar toda clase de fatiga
•    
Devolver al cuerpo su flexibilidad y elasticidad
•    Restablecer el equilibrio natural. El Shiatsu ve las enfermedades como la consecuencia de un desequilibrio interno, por eso trata todo el cuerpo.

Indicaciones

•    Estrés, ansiedad, agitación, nerviosismo
•    Dolores de cabeza: cefaleas, migrañas
•    Dolores de espalda, lumbalgias, ciática, tortícolis, cervicales
•    Transtornos gastrointestinales
•    Desordenes menstruales
•    Transtornos ligados a la menopausia
•    Insomnio
•    Fatiga crónica
•    Agotamiento físico
•    Depresión
•    En el embarazo ayuda a aliviar las molestias que puedan ir apareciendo tanto a lo largo de la gestación como después del parto.

Beneficios

•    Mejora el funcionamiento general del organismo
•    Aumenta el rendimiento físico e intelectual
•    Eleva el tono vital
•    Libera tensiones
•    Estimula la circulación de líquidos corporales, sistema linfático y hormonal y la eliminación de toxinas
•    Equilibra el sistema nervioso
•    Equilibra el sistema respiratorio
•    Elimina el estrés tanto físico como emocional
•    Favorece la circulación sanguínea
•    Mejora la digestión
•    Tonifica los músculos, articulaciones y tendones
•    Produce una profunda relajación que beneficia el estado psicoanímico

Contraindicaciones

El Shiatsu está desaconsejado cuando la persona tiene fiebre, está en un proceso muy agudo de enfermedad o acaba de salir de una intervención quirúrgica. También se evita el trabajo directo sobre zonas con edemas, heridas recientes o problemas dermatológicos.

Recibiendo Shiatsu con regularidad comenzaremos a sentir mejoras en nuestra salud. Mejora el estado anímico, disminuye la ansiedad y se abren nuevos espacios para sentir energía y vitalidad. 
El shiatsu proporciona un equilibrio corporal; en el cuerpo están las emociones y los problemas mentales, a través del equilibrio corporal se encuentra también el equilibrio emocional.
 Las presiones que se aplican en determinadas zonas y puntos del cuerpo activan y revitalizan el sistema celular beneficiando el estado anímico general.


¿Cómo es una sesión de Shiatsu?

El Shiatsu  se realiza en un ambiente agradable y tranquilo, sobre un futón en el suelo, con el paciente vestido con ropa amplia y cómoda que facilite el movimiento. No es necesario quitarse la ropa  porque el shiatsu no se basa en técnicas de estimulación directa sobre la piel.

La duración de una sesión es de una hora. Antes de comenzar, se realiza una palpación en el hara (abdómen) de la persona para efectuar una valoración y determinar el trabajo a realizar. También se realizan algunas preguntas que ayudarán a completar el tratamiento, dependiendo de los síntomas que exprese el receptor y de sus necesidades.

El Shiatsu es un trabajo de cuerpo entero. Tres posiciones básicas permiten trabajar las diferentes partes del cuerpo con técnicas distintas. Se acostumbra a trabajar con la persona en decúbito prono (boca abajo), decúbito supino (boca arriba) o decúbito lateral (de lado). Se utilizan diferentes técnicas de presión con los dedos, manos y codos, técnicas de estiramientos y rotaciones que liberan las articulaciones y músculos de tensión haciéndolos más flexibles y movibles.

Mediante un tratamiento global y una profunda relajación se liberan las tensiones tanto en la superficie corporal como en su interior mejorando el funcionamiento del organismo y aumentando la vitalidad.
El Shiatsu es una técnica no invasiva y muy relajante que contribuye al reequilibrio del cuerpo, proporcionando bienestar, previniendo enfermedades y propiciando un buen estado de salud. Estos beneficios hacen que no sea necesario sentirse mal para recibir un shiatsu.


¿Qué se puede experimentar después de una sesión?

En general la sensación que se produce después de recibir un shiatsu es de relajación y bienestar, así como un aumento de energía.
En ocasiones, tras una sesión pueden darse algunos efectos que son normales y que forman parte del proceso y de la acción del Shiatsu. Estos efectos son el resultado de que el cuerpo está respondiendo al tratamiento  y está empezando a reequilibrarse. Son efectos transitorios y que,  en el caso de que aparezcan,  duran de 1 a 3 días. Algunos de estos síntomas pueden ser: cansancio, somnolencia, mucha vitalidad, necesidad de expresar estados emocionales. Podemos considerarlos como una continuación natural de la experiencia del Shiatsu. Si, por ejemplo, sentimos cansancio después de una sesión puede que el cuerpo esté manifestando la necesidad de descansar.
Recibiendo Shiatsu con regularidad comenzaremos a sentir mejoras en nuestra salud. Mejora el estado anímico, disminuye la ansiedad y se abren nuevos espacios para sentir energía y vitalidad.

En la primera sesión ya se puede experimentar algún cambio. La cantidad de sesiones dependerá de cada persona, de su estado general y de sus necesidades. Al principio se propone una pauta o frecuencia de tratamiento que la propia persona podrá cambiar según su estado se vaya equilibrando.

Anuncios