Nattô

Natto01

El Nattô fue uno de los productos que compré en la tienda japonesa Tofu Catalan. Lo probé hace tiempo en un restaurante, pero había olvidado su peculiar sabor y textura (no apto para todos los paladares).

El Nattô es un alimento milenario tradicional japonés, muy nutritivo y de fácil digestión. Se obtiene del resultado de la fermentación de la soja, igual que el miso y la salsa de soja. Se le otorgan propiedades nutritivas y preventivas de enfermedades. Debido a su riqueza en vitamina K2 y propiedades prebiótica- probiótica en Japón está aprobado como alimento funcional específico.
Se suele tomar en pequeñas cantidades para desayunar, aliñado con mostaza, salsa de soja y cebollino. A veces también se mezcla con una yema de huevo cruda para darle más untuosidad.

Venía en un pequeño recipiente refrigerado con dos sobrecitos para el aliño: uno con mostaza y otro con salsa de soja. Antes de comerlo hay que mezclar el aliño con el natto y remover hasta conseguir una textura untuosa como una baba ;-(
Su sabor es muy especial, desagradable para muchas personas, y recuerda un poco al queso curado.

Natto03

Natto 02

Algunas de las propiedades que se le atribuyen:
Previene la osteoporosis por ser considerado uno de los alimentos que aporta más vitamina K2, que junto al calcio, proteínas y el isoflavonoide, previene la pérdida de calcio de los huesos, y con esto, el desarrollo de la osteoporosis.
Tiene una acción reguladora del tubo digestivo por su aporte de una buena cantidad de fibra alimentaria (4,9 a 7,6 g de fibra cada 100 g) y el microorganismo del Nattô (mil millones por gramo) y las enzimas que produce el mismo, que se encargarán de promover el tránsito intestinal, la digestión y la limpieza del tubo digestivo.
Previene el envejecimiento cerebral y mejora su funcionamiento por su aporte de vitamina E. También es una importante fuente de lecitina, que actúa retrasando el envejecimiento cerebral.
El nattô reduce el colesterol elevado en sangre ya que contiene abundante ácido linoleico, que actúa reduciendo el colesterol y triglicéridos circulantes, y fibras alimentarias, constituyendo un fuerte aliado a la hora de reducir el colesterol “malo” (LDL colesterol) e incrementar el colesterol “bueno”(HDL colesterol).
Reduce la presión arterial, normalizando la presión arterial elevada inhibiendo la síntesis de uno de los agentes responsable del aumento de a la presión arterial, la angiotensina II.

Anuncios